Los choferes de la Línea 60 de colectivos decidieron volver a poner en funcionamiento el servicio aunque no cobrarán boleto a los pasajeros en forma de protesta al despido de 53 compañeros. Los trabajadores aseguraron que la compañía nuevamente no les permitía sacar las unidades a la calle porque ellos se negaban a cobrar boleto como medida de protesta.

Por su parte, el Presidente de la empresa Monsa, Marcelo Pasciuto, denunció que la empresa ya perdió 8 millones de pesos desde que se inició el conflicto con los trabajadores. Cabe recordar que el sábado, el jefe de la UTA, Roberto Fernández, dijo que se logró “un acuerdo” con la empresa, que “accedió a reincorporar a los trabajadores despedidos”, algo que hasta ahora no se concretó.

El delegado Néstor Marcolín dialogó con NoticiaNorte y denunció un “segundo lock out patronal”, y agregó que “la empresa se niega a dar el servicio”, mientras que “los choferes están dispuestos a manejar y no cobrar boleto”. “Ni el Ministerio de Trabajo ni el Ministerio de Interior y Transporte se está haciendo cargo de esta situación, porque está obligando a la empresa a que retome el servicio como corresponde pero no llaman a negociar por el tema de los choferes despedidos”, agregó.

Este fin de semana, el delegado Néstor Marcolín dialogó con NoticiaNorte y denunció que ni el Ministerio de Trabajo ni el Ministerio de Interior y Transporte se está haciendo cargo de esta situación, porque está obligando a la empresa a que retome el servicio como corresponde pero no llaman a negociar por el tema de los choferes despedidos”. Actualmente la Línea 60 transporta unos 250.000 pasajeros diarios y su servicio es utilizado por cientos de vecinos de Vicente López. 

Que te pareció la nota? Compártela en tus Redes Sociales!!