Las puertas de la emblemática Quinta se abrieron a partir de las 16:30 para que los visitantes pudieran disfrutar de la presencia de Mey Clerici e ivan Kerner, quienes dictaron el taller “Pequeños Grandes Mundos” mostraron material de diferentes países y regiones.

Más tarde, la Quinta se convirtió en un atelier donde chicos y grandes usaron sus manos y su imaginación.

Para cerrar la jornada, llegó el tan esperado show de Mariana Cincunegui y los Viverium Musike que interpretaron un repertorio especialmente escrito para la ocasión con citas y texturas de tierras y lugares, al mismo tiempo Mey e Iván estuvieron en el escenario dibujando y sumándole más brillo al espectáculo.

La Quinta Trabucco una vez más, volvió a convertirse en un lugar de encuentro para disfrutar del arte y la naturaleza para toda la familia.

Que te pareció la nota? Compártela en tus Redes Sociales!!