15.8 C
Vicente López
miércoles 24 julio, 2024

‘Es una obra sobre una verdad clara y descarnada del rol materno’

Novedades


Foto Facundo Surez
Foto: Facundo Suárez.

La actriz y cantante Inés Estévez se luce en su protagónico en «Bosque adentro», una emotiva pieza que retrata con profundidad las complejidades del vínculo de una madre con su hija adolescente durante un viaje al sur de la Argentina, todos los martes a las 20 en el porteño Centro Cultural 25 de Mayo.

«La idea de encarnar una maternidad neurotípica me permite transitar algo que en mi vida personal es imposible», reveló Estévez en charla con Télam, en alusión a las diferencias entre la composición de su personaje para la obra y su experiencia de vida, ya fuera del escenario, como madre de dos chicas con discapacidad.

La trama de la pieza transcurre cuando una madre emprende junto a su hija de 17 años un viaje en motorhome con destino a Bariloche y durante el recorrido surgen discusiones, confesiones, momentos de ternura y también reclamos, que van transformando el trayecto en una montaña rusa de emociones.

«El hecho de que sea una ‘road movie’ teatral ya es un desafío que obliga a un lenguaje arriesgado. Es una obra sin artificios ni grandes giros, un trayecto revelador en la vida de dos personas»

Ese derrotero, atravesado por un vaivén de sentimientos, cuestionamientos adolescentes y hasta menciones a la crisis ambiental, hará que nada sea igual para ambas al final del viaje.

«Es una historia atractiva y consistente en cuanto a la relación madre e hija, los temas que toca revisten una gran actualidad y, además, la obra tiene cierta ruptura en relación a las temáticas teatrales habituales», destacó la actriz.

«El hecho de que sea una ‘road movie’ teatral ya es un desafío que obliga a un lenguaje arriesgado. Es una obra sin artificios ni grandes giros, un trayecto revelador en la vida de dos personas», abundó la intérprete, que en los últimos años construyó además un camino propio en la escena del jazz local.

Con dirección de Corina Fiorillo y música en vivo de Tomás Pol, la pieza ofrece grandes actuaciones de Inés Estévez y Ornella D´Elía («Los sonámbulos», de Paula Hernández) y un texto profundo y sensible de Carla Moure.

Foto Facundo Surez
Foto: Facundo Suárez.

– ¿Qué te sedujo de la propuesta de «Bosque adentro»?
– Ya había estado por trabajar con Corina Fiorillo y no se había dado; me gustaba su recorrido y en cuanto la conocí sentí que me iba a resultar enriquecedor. El texto de Carla Moure era intimista y conmovedor, ofrecía un lenguaje simple pero hondo y eso no es fácil de obtener en el teatro comercial; y que el elenco se completara con Ornella D’Elía no hizo más que terminar de decidirme, es una talentosa y hermosa persona.

– ¿Qué destacás de tu personaje?
– Más allá del rol de madre, que es lo más catalogable, hay una mujer que ha crecido sola y aislada junto a un progenitor problemático que le ha dejado marcas traumáticas, ha tenido una hija siendo muy joven y ha llevado adelante la crianza sin un compañero. El arco del personaje es un cúmulo de revelaciones en un viaje de mil kilómetros, una complejidad muy interesante para transitar como actriz.

– ¿Cómo definís el vínculo de esa madre con su hija?
– Es un vínculo entrañable que atraviesa un punto de inflexión en el cual todo va a transformarse para siempre.

– En la obra se retrata la maternidad sin romantizarla.
– Sí, absolutamente. Ilustra una verdad clara y descarnada en relación al rol materno. Es profundo el enfoque pero no edulcorado.

– ¿Hay una reflexión en esta propuesta?
– Dejaría la reflexión para el espectador. Creo que cada quien desde su punto de vista, ya sea una hija, madre o padre, puede sentir cosas muy diversas. De cualquier modo las conclusiones coinciden, como la importancia de la responsabilidad en la crianza, hasta qué punto los desajustes personales pueden afectar a un hijo, cómo varían las miradas según las generaciones, cómo varían las predisposiciones vinculares según las vivencias, cómo inexorablemente los hijos vuelan tarde o temprano y cómo se repiten historias en cada generación.

Foto Facundo Surez
Foto: Facundo Suárez.

– En la historia se Interpela la figura del hombre y de la paternidad.
– Sí, totalmente. Los hombres de la obra son omnipresentes. Se habla de ellos, son medulares en las vidas de estas mujeres, sin embargo son figuras cuestionadas en algunos puntos, justificadas en otros y, de algún modo, ausentes.

– También sos una de las protagonistas de «Plagio», la nueva apuesta teatral de José María Muscari, ¿qué propone la pieza?
 «Plagio» es la espectacularidad de Muscari al servicio de un texto dramático e intenso, al que por supuesto no le falta la agilidad ni el humor que caracterizan a José. Es la misma obra protagonizada por cuatro parejas diferentes y la gente puede elegir qué dupla ver. En mi caso nos toca con Malena Solda encarnar a la pareja femenina, y la propuesta tiene un trasfondo que va a sorprender. En suma, habla del amor, pero atravesado por el poder, la pasión, ciertos temores y la perspectiva de éxito de una de sus integrantes, lo cual dispara el conflicto.

– ¿Cuál es tu papel en la obra?
– Mi personaje es una política a punto de asumir el poder como presidenta. Con un conflicto que pone en juego su fachada de mujer casada y su relación con su amante, que al ser una mujer complica aún más el panorama.

– En el plano personal, y a raíz de las vivencias con tus hijas, te involucraste de forma activa con el proyecto de ley de Capacitación en Discapacidad para Docentes. Te presentaste y hablaste en el Senado en abril pasado, ¿pensás que va a salir la Ley?
– En principio, quien impulsó esta Ley es Romina Núñez, abogada especializada en discapacidad y mamá de un niño neurodiverso. Creemos que va a salir porque está siendo llevada adelante tanto desde el Senado como desde Diputados. Es un punto de partida para futuras mejoras en relación a la falta de herramientas que posee la escuela común en cuanto a la discapacidad. Pueden entrar al canal de YouTube del Congreso y escuchar a todos, es inapelable la exposición de Ian, un niño con autismo que describe su derrotero escolar con tremenda claridad. Luego habrá que delinear la aplicación con cuidado y respeto por cada una de las partes, y espero que eso convoque a los involucrados y no se tomen decisiones de escritorio que no atienden las auténticas necesidades de los participantes.


Fuente: Télam

Déjanos tu Comentario!

Lo Último