Desbaratan una banda que vendía droga en un barrio cerrado

Una organización narco, liderada por un hombre conocido como “Miguel” y su pareja, fue desbaratada en las últimas horas por la Policía de la Provincia de Buenos Aires, en conjunto con la Policía Federal Argentina, acusada de comercializar estupefacientes en un barrio privado y en zonas carenciadas de Moreno y San Miguel. Entre los apresados hay una mujer con arresto domiciliario y una joven embarazada.

Los operativos, llevados a cabo por la Delegación Moreno-General Rodríguez de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas, permitieron detener a sus cabecillas y a cinco de sus cómplices, quienes se dedicaban al “menudeo”, gracias a un trabajo en conjunto entre los Ministerios de Seguridad de Provincia de Buenos Aires y de la Nación.

De acuerdo a los investigadores, la banda estaba liderada por esta pareja (el hombre cuenta con múltiples antecedentes) que proveía de droga a otro sujeto, encargado de ocultarla y distribuirla en el interior de un country de la zona (San Diego) ya que vivía en una de sus viviendas.

Además, se informó que una de las integrantes detenidas seguía con las actividades ilícitas mientras gozaba del beneficio del arresto domiciliario. En tanto, otra es menor y se encuentra embarazada.

Según confió uno de los jefes que participaron del operativo, “pese a que no quiso radicar la denuncia, la cabecilla sufrió el secuestro de sus hijos los cuales fueron liberados previo pago de un rescate millonario. La justicia federal de Morón actuó de oficio y suponemos que fue a raíz de una disputa por el tema del negocio de la droga o que los captores sabían que contaba con altos ingresos”.

Además, informó que los principales implicados estarían involucrados de resistirse a los tiros en marzo pasado cuando efectivos policiales pretendieron identificarlos.

En los allanamientos, la policía incautó 500 envoltorios de Marihuana preparados para su comercialización, envoltorios de cocaína, varios autos, dinero en efectivo producto de la venta de droga y celulares, entre otros elementos de interés para la causa.

Entre los detenidos están los encargados de distribuir los estupefacientes y aquellos que recaudaban el dinero producto de las ventas.

Las tareas investigativas consistieron en observaciones encubiertas, tomas de placas fotográficas, filmaciones y seguimientos.

En los allanamientos se contó con la colaboración de efectivos de Infantería, grupos de Caballería, Halcón, catorce grupos operativos pertenecientes a distintas Delegaciones de Drogas Ilícitas y  un helicóptero más numerarios de la Policía Federal.

Intervienen la UFI N° 1, a cargo del Dr. Leandro Ventricelli y el Juzgado de Garantías N° 3 a cargo de María Celina Ardohain, ambos del departamento Judicial de Moreno – General Rodríguez.

Que te pareció la nota? Compártela en tus Redes Sociales!!