Vecinos autoconvocados en la Asamblea Unidos por el Río, de Vicente López, frenaron este martes el avance de topadoras sobre el arroyo Raggio, ubicado en el límite con la Ciudad de Buenos Aires. El alerta les llegó de parte de Juan Carr, referente de Red Solidaria, y rápidamente difundieron y replicaron el mensaje.

Al cabo de pocos minutos, los vecinos se reunieron en el lugar e impidieron que los operarios continúen su trabajo. “Estas topadoras están arrasando todo sin ningún tipo de contemplación y sin permisos o estudios ambientales. Son particulares que avanzan sobre una zona que es de todos”, explicó la vecina Vicky Bonifacio.

Días atrás, desde Unidos por el Río denunciaron el avance de máquinas excavadoras sobre el último arroyo de aguas cristalinas del partido. De acuerdo a lo que indicaron, en el lugar quieren talar los árboles para construir un amarradero privado y sumar otro negociado inmobiliario en la zona costera.

Según informó El Argentino ZN, los terrenos del arroyo son del Círculo de la Policía Federal (CPF), que los recibió en 2015 por un acuerdo firmado con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En una publicación de su página, la policía había explicado que en el lugar iban a “construir una guardería para uso de los socios y usuarios no socios”.

Este jueves, los activistas realizarán un pedido formal en el Concejo Deliberante a los bloques del legislativo sobre la situación del canal. Además, el sábado harán una plantada y tirarán bombas de semillas en las costas del arroyo. “Es responsabilidad de nosotros y de los vecinos controlar que no avancen sobre el Raggio”, concluyeron.

raggio-2

raggio-3

Que te pareció la nota? Compártela en tus Redes Sociales!!