24.4 C
Vicente López
martes 27 febrero, 2024

‘Violines de la Esperanza’, concierto que reflexiona sobre la memoria y el Holocausto

Novedades


Las entradas para el concierto se pueden adquirir desde el lunes 20 de marzo en la pgina web del CCK Foto Captura de video
Las entradas para el concierto se pueden adquirir desde el lunes 20 de marzo en la página web del CCK / Foto: Captura de video.

El ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer; el director musical y violinista ruso-israelí Shlomo Mintz y el luthier israelí Avshalom Weinstein, presentaron este viernes en el Centro Cultural Kirchner el concierto «Violines de la Esperanza», que se desarrollará en el Auditorio Nacional del CCK el próximo miércoles 22.

El concierto tendrá dirección y actuación solista de Mintz, la participación de la Orquesta Sinfónica Nacional y el Coro Polifónico Nacional y en él se utilizarán instrumentos de arco (violines, violas y cellos) pertenecientes a miembros de la comunidad judía antes del Holocausto y durante la Segunda Guerra Mundial.

Estos instrumentos fueron recuperados y restaurados por los luthiers Amnon y Avshalom Weinstein, padre e hijo, como testimonio y memoria sobre la persecución a la comunidad judía durante la Segunda Guerra Mundial.

El programa que interpretarán está integrado por «Un sobreviviente de Varsovia», de Arnold Schönberg (con la participación de Marcelo Lombardero como narrador y el Coro Polifónico Nacional), el «Concierto para violin y orquesta en mi menor op. 64» de Mendelssohn y la «Obertura Trágica op. 81» de Brahms.

El concierto del miércoles 22 a las 20 forma parte de las actividades del Foro Mundial de Derechos Humanos organizado por la Unesco.

“Es un verdadero honor que Shlomo Mintz esté en la Argentina. Aquí lo valoramos mucho no solo por su talento como músico, director e intérprete, sino por su testimonio y lucha constante», destacó en sus primeras palabras el ministro Bauer celebrando la presencia del músico en el país.

«En la Argentina -agregó- estamos conmemorando en este tiempo los cuarenta años de democracia. Hace cuarenta años asumía Alfonsín y también dejábamos de lado el espanto, campos de concentración, la tortura, el secuestro, la desaparición de personas, robo de niños. Muchos de esos genocidas admiraban a Hitler y el nazismo”, señaló el funcionario en la presentación de hoy en el CCK.

«Seguimos viviendo una humanidad muy compleja, pero tenemos el compromiso, y la cultura y las artes que, sabemos, tienen un rol fundamental que es crear una sociedad más justa, hermosa y que deje aquellas atrocidades no para olvidar, sino para recordar aquella consigna que aquí se hizo muy fuerte, la de ‘nunca más’”, destacó el ministro.

Foto Captura de video
Foto: Captura de video.

Luego, el ministro Peter Neven, representante de la Embajada de Alemania en Argentina, una de las patas que hizo posible la llegada de esta experiencia al país señaló que «Violines de la Esperanza tiene que ver con instrumentos que poseen una historia muy conmovedora y nos complace mucho que Avshalom Weinstein y su padre, Amnon Weinstein, hayan traído 16 de estos violines a Argentina para presentarnos y relatarnos los destinos vinculados con estos instrumentos».

«Para nosotros, en la Embajada -destacó Neven-, se trata de un proyecto muy importante en el cual hemos trabajado durante muchos años. Primero porque la memoria de la Shoá, del Holocauto, es parte de la identidad alemana; segundo, porque de la historia hay que sacar enseñanzas para el futuro”.

El músico Shlomo Mintz remarcó que «lo más importante de ‘Violines de la Esperanza’ es el mensaje que trae desde el pasado, hacia el futuro. Cualquier tipo de persona, de todos los lugares, pueden aprender de la misma manera».

Foto Captura de video
Foto: Captura de video.

«El regalo más importante de los humanos es la comunicación y la capacidad de vivir y convivir por encima del interés propio. Lo único que podemos hacer es aprender del pasado y aprender a dar lo mejor de nosotros, a vivir de la mejor manera posible no solo en relación con lo tecnológico, sino más bien en cuanto al bienestar y el cuidado de los demás”, destacó el músico..

Más tarde Avshalom Weinstein, representante de la tercera generación de luthiers de su familia, que formó esta colección de instrumentos, aseguró: «Es un honor y una enorme felicidad poder traer ‘Violines de la Esperanza’ a la Argentina, porque este país recibió y salvó a muchos familiares míos que escaparon durante la guerra».

Sobre el proyecto de conciertos

Violines de la Esperanza es un proyecto de conciertos basado en una colección privada de violines, violas y violoncellos coleccionados desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Muchos de estos instrumentos pertenecieron a judíos antes y durante la Guerra. Un gran número de ellos fueron donados por sobrevivientes o comprados a estos.

Otros llegaron a través de familiares, y algunos presentan Estrellas de David agregadas por los luthiers que los construyeron. En los inicios del siglo XX, con frecuencia los violinistas amateurs adquirían instrumentos personalizados con detalles simbólicos.

Los nazis utilizaron la música, y especialmente a los violines, para humillar y degradar a los judíos en los guetos y en los campos de concentración, y confiscaron varios miles de instrumentos pertenecientes a judíos en toda Europa.

Los conciertos de Violines de la Esperanza son la respuesta suprema a sus planes de aniquilación de un pueblo y su cultura, de destrucción de vidas humanas y de la libertad.

Las entradas para el concierto «Violines de la Esperanza», que se realizará el miércoles 22 de marzo a las 20 en el Auditorio Nacional del CCK, pueden reservarse gratis en la página web del CCK desde el lunes 20 de marzo a las 12.


Fuente: Télam

Déjanos tu Comentario!

Lo Último