Vicente López brinda consejos por las altas temperaturas

Las altas temperaturas son peligrosas, en especial para los bebés, los niños pequeños, las personas mayores de 65 años o aquellos que padecen enfermedades crónicas, por lo que hay que prestar mayor atención sobre estos grupos de la población.

Los hábitos saludables son los mejores aliados a la hora de contrarrestar posibles malestares frente a las altas temperaturas, y la ingesta de frutas y verduras frescas, y la elección de agua en lugar de bebidas alcohólicas, resultan clave.

Para la población en general se recomienda tomar mucha agua durante todo el día, consumir alimentos frescos, como frutas y verduras, evitar las bebidas alcohólicas, muy dulces y las infusiones calientes, usar ropa suelta, de materiales livianos y de colores claros, tomar líquido antes, durante y después de practicar cualquier actividad al aire libre y protegerse del sol poniéndose un sombrero o usando una sombrilla.

Para los lactantes y niños pequeños se recomienda: darles el pecho a los lactantes con más frecuencia, hacerlos beber agua fresca y segura y trasladarlos a lugares frescos y ventilados.

Síntomas:

– Nauseas
– Vómitos
– Mareos
– Pérdida del equilibrio
– Fatiga
– Dolor de cabeza
– Dificultades al respirar
– Desorientación
– Fiebre (convulsiones en lactantes y niños)
– Pérdida de conciencia en casos graves.

Qué hacer ante estos síntomas:
– Hidratarse (ingerir bebidas frescas, preferentemente agua).
– Enfriamiento inmediato con compresas frías en inglés, axilas y cuello.
– Ventilar al paciente.
– Concurrir urgente a una consulta médica.

Recomendaciones:
– Alimentación fresca en sales y minerales (frutas y verduras).
– No exponerse largas horas al sol, sobre todo al mediodía.
– No realizar actividad física al mediodía, ya que es el horario en el que hay mayor radiación solar.
– Hidratarse (agua).
– Tomar sol hasta las 11 y después de las 17 con un protector solar factor 30 como mínimo.
– Usar ropa clara y liviana.
– Recurrir a ventiladores, acondicionadores de aire o paños fríos para mantener fresco el cuerpo. En el caso de los niños y bebes no hay problema en utilizar el aire acondicionado; la temperatura recomendable es entre 20 y 24 grados.

Noticia Norte

Que te pareció la nota? Compártela en tus Redes Sociales!!