viernes, septiembre 17, 2021

Un informe oficial dio cuenta de una fuerte desigualdad de género en el ámbito portuario

Más Leído


Solo el 13% del total de los puestos de trabajo existentes en los puertos bonaerenses está ocupado por mujeres, de acuerdo al relevamiento llevado a cabo por la Subsecretaría de Asuntos Portuarios, perteneciente al Ministerio de Producción provincial.

Solo el 13% del total de los puestos de trabajo existentes en los puertos bonaerenses está ocupado por mujeres, de acuerdo al relevamiento llevado a cabo por la Subsecretaría de Asuntos Portuarios, perteneciente al Ministerio de Producción provincial.

Las mujeres solo explican el 13% del total de los puestos de trabajo existentes en los puertos bonaerenses, mientras que el 87% corresponde a varones, de acuerdo a los resultados del primer relevamiento de géneros llevado a cabo por la Subsecretaría de Asuntos Portuarios, perteneciente al Ministerio de Producción provincial.

El estudio es el primero en su tipo en la provincia de Buenos Aires y de características inéditas a nivel mundial, debido a que ni siquiera la Organización Marítima Internacional (OMI) cuenta con suficientes datos certeros respecto de las proporciones de participación por géneros en el sector, y se enmarca este informe en el programa que ya lleva un año de vida denominado “Puertos en Clave de Géneros”.

El 87% de los trabajadores del sector son varones de acuerdo al informe que logró cuantificar el estado de situación de la desigualdad de género existente en los Consorcios de Gestión portuaria y empresas directamente vinculadas al movimiento de cargas o buques emplazadas allí, cifra que representa a 2.585 trabajadores del género masculino frente a 396 de género femenino y solo 1 de otros géneros.

“Las cifras refuerzan el hecho de que efectivamente los puertos son un ámbito eminentemente masculinizado”, dijo a Télam la directora provincial de Vinculación Institucional, Rocío Miranda.

La directora provincial de Planificación e Infraestructura Portuaria, Jésica Aspis, dijo que existe un “0% referido a identidades del colectivo LGBTIQ que no logra captar que existe una única mujer trans ocupando una jefatura”, lo que significa que la desigualdad es tal, que aún ante la decisión política de generar datos cuantificables, esa participación continúa siendo tan ínfima que no logra ser visibilizada por las estadísticas.

Miranda destacó asimismo la dificultad que enfrentaron para sistematizar la información y explicó: “Pese al arduo trabajo de las referentas territoriales, observamos una gran resistencia a que la perspectiva de género penetre en el sector, de ahí que se recibieron respuestas de 33 empresas, las cuales representan solo el 44% del universo total, porcentaje alcanzado al considerarse la relación empresas y metros cuadrados de ocupación, “es decir, que este 44% responde a cantidad de metros de las empresas con respuesta sobre el total de los metros cuadrados de las empresas permisionarias y concesionadas”, refirió y acotó que “esto es una primera foto de las empresas que tienen un compromiso específico respecto al trabajo de género”.

 Se verificó mayor acceso de hombres a cargos jerárquicos, con una representación en el universo total del 82% de los mismos frente al 18% de mujeres, e incluso cuando las mujeres alcanzan estos roles, en general su participación se concentra en tareas de

Se verificó mayor acceso de hombres a cargos jerárquicos, con una representación en el universo total del 82% de los mismos frente al 18% de mujeres, e incluso cuando las mujeres alcanzan estos roles, en general su participación se concentra en tareas de

Durante la presentación del relevamiento la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz, felicitó la iniciativa del Programa Puertos en Clave de Géneros, y expresó que “las mujeres nos encontramos con el mito de las recién llegadas, siempre estamos como recién llegando a la política y a los trabajos, y nos mandan a estudiar, y lo venimos haciendo hace décadas, tenemos muchísima más capacitación y aún así las brechas persisten“.

En ese sentido, los resultados obtenidos en el relevamiento indicaron precisamente que “el 44% de las mujeres trabajadoras cuentan con estudios universitarios y de posgrado completos, mientras que en los hombres ese porcentaje solo alcanza el 18%”.

Pese al mayor nivel de capacitación, se verificó “un mayor acceso de hombres a cargos jerárquicos, con una representación en el universo total del 82% de los mismos frente al 18% de mujeres, e incluso cuando las mujeres alcanzan estos roles, en general su participación se concentra en tareas de menores niveles de responsabilidad”.

Flagrante desigualdad

La directora de Estudios de Monitoreo de la Subsecretaría, Mariana Iñiguez, argumentó que por ese motivo, es que en el estudio se jerarquizó la necesidad de relevar la distribución dada por géneros de acuerdo al tipo de tarea al que se logra acceder, de lo que surge “un fuerte predominio del género masculino en sectores operativos y en el trabajo en muelle, brecha que disminuye únicamente en tareas feminizadas, como ser el caso de trabajos administrativos, de contabilidad, y administración”.

El 100% de los trabajos llevados a cabo en muelle son realizados por hombres, en el caso de los operadores de equipo esa cifra es del 98%, y en los trabajos relacionados a limpieza, seguridad y mantenimiento, del 93%“, dijo Iñiguez.

El 44% de las mujeres trabajadoras cuentan con estudios universitarios y de posgrado completos, mientras que en los hombres ese porcentaje solo alcanza el 18%.

El 44% de las mujeres trabajadoras cuentan con estudios universitarios y de posgrado completos, mientras que en los hombres ese porcentaje solo alcanza el 18%.

Miranda contextualizó que “la flagrante desigualdad en algunos sectores productivos naturalizan que existan profesiones o tareas en donde las mujeres todavía no podemos entrar”, en función a una división sexual del trabajo basada en estereotipos de género, y agregó que “todavía se encuentra vigente la ley 11.317 que en su artículo 11 prohíbe a las mujeres realizar trabajo de muelle y homologa su situación a la de los mejores de edad, en una visión absolutamente patriarcal, pero además proteccionista”, por lo que “consideramos que es necesario trabajar fuertemente en un cambio cultural”.

Además, el 12% de las empresas relevadas cuenta actualmente con lactarios, el 20% con licencias extendidas de paternidad para los hombres, y solo el 2% tiene jardines materno parentales, frente a lo cual “se vienen construyendo espacios que favorezcan políticas de cuidado, acciones de sensibilización sobre violencias, charlas sobre nuevas masculinidades, y promoción de oficios portuarios entre mujeres y diversidades”, dijo Aspis.

Finalmente, adelantaron que en la próxima etapa se buscará actualizar la información ampliando el alcance del universo relevado, promover la conformación de espacios de género, y “la realización de una encuesta sobre las percepciones de los trabajadores de los Consorcios de Gestión respecto de sus ámbitos de trabajo para tener un diagnóstico de situación más completo y acabado”.


Fuente: Télam

Comentarios

Cuáles son los sectores de la actividad privada donde el empleo superó los niveles pre-pandemia

La caída de empleo de 2018 a 2020 fue de 100.000 puestos de trabajo, y la posterior pérdida...

Más Articulos como éste

Comentarios