Tips para prevenir enfermedades

La mayoría de los médicos concuerda que el cuerpo humano está expuesto a miles de bacterias y virus que pueden infectarnos, pero es nuestro sistema inmune lo que actúa como barrera. Lógicamente, si ese sistema está deprimido, sea por mala alimentación o por otras enfermedades, estaremos en mayor riesgo.

Como la mayoría de los sistemas de nuestro organismo, el inmune depende mucho de la alimentación, pero también de otros factores claves como el ejercicio, la ingesta de ciertas vitaminas, así como los estados emocionales. En pocas palabras, podemos decir que el cuerpo es una máquina que requiere cierto mantenimiento para evitar problemas. Veamos qué podemos hacer para ayudarlo.

Ejercicio regular: en lo posible debemos llevar adelante una rutina de ejercicio que dure más de 30 minutos al día. Lo ideal es tratar de practicarla durante la mayor cantidad de días a la semana que se pueda, ya que poner nuestro cuerpo en movimiento favorece procesos como la circulación, un canal indispensable para los anticuerpos.

Mantenerse hidratado: nuestro cuerpo está compuesto principalmente por agua, que debemos reemplazar cada hora. Es que incluso cuándo estamos en reposo, consumimos parte del líquido de nuestro organismo, y su faltante puede ser peligroso. No es obligatorio tomar una determinada cantidad de líquido, pero si es muy importante no dejar de satisfacer nuestra sed y evitar confundirla con deseos de comer.

⦁ Frutas cítricas: una de las mejores formas de reforzar nuestro sistema inmune es el consumo de frutas con alto contenido de vitamina C, como son las naranjas, mandarinas, limones y uvas, entre muchas otras. Una buena forma de incorporarlas a nuestras comidas es realizar una ensalada de frutas, sumándole jugo de limón que, además de aportar grandes cantidades de vitamina C, ayudará a evitar que las frutas se oxiden y pierdan sus nutrientes.

Caldos chinos: esta cultura milenaria desarrolló sopas con muchas verduras y condimentos muy favorables para el sistema inmune. La inclusión de raíces como el jengibre o ginseng aportan grandes cantidades de micronutrientes indispensables, además de grandes cantidades de vitamina C. Existen muchas recetas fáciles para preparar en casa una sopa oriental, pero si no estás con ganas de cocinar siempre se puede pedir comida a domicilio a través de PedidosYa, que ofrece comida china.

Ajo: es un producto indispensable para el sistema inmune, ya que contiene alicina, un compuesto muy beneficioso para prevenir gripes y resfríos. Además, el ajo tiene propiedades antimicóticas, digestivas y hasta afrodisíacas. Por otra parte, los investigadores descubrieron que es una de las mejores formas de combatir los distintos parásitos que pueden alojarse en los intestinos.

Té verde: contiene cantidades significativas de antioxidantes, que según explican los especialistas, son los responsables de combatir los radicales libres. De esta forma, ayudan a prevenir la formación de los tipos más comunes de cáncer. Al mismo tiempo, es una excelente forma de combatir el síndrome metabólico, que incluye el hígado graso, hipertensión arterial y aumentos de niveles de glucosa en sangre (reduce las posibilidades de contraer diabetes).

Que te pareció la nota? Compártela en tus Redes Sociales!!