Inicio Policiales Se conocerá el veredicto en el juicio por el doble crimen del mago Alex y su novia

Se conocerá el veredicto en el juicio por el doble crimen del mago Alex y su novia

0
Se conocerá el veredicto en el juicio por el doble crimen del mago Alex y su novia

[ad_1]

Se conocer este jueves el veredicto
Se conocerá este jueves el veredicto.

Un tribunal de San Isidro dará a conocer este jueves el veredicto en el juicio a dos hermanastros y un remisero acusados del doble crimen del mago Leonardo «Alex» Fernández y su novia Jéssica Alberti Cigola, asesinados a fierrazos y puñaladas en 2019 en el partido bonaerense de San Fernando, informaron fuentes judiciales.

Los imputados son Rubén Grasso (40), su medio hermano Roberto Juan Alegre (45) y el remisero Alexis Miguel Bonnet (32), quienes podrían ser condenados a prisión perpetua por los delitos de «doble homicidio doblemente calificado por el concurso premeditado de dos o más personas y por ser cometido ‘criminis causae’, en concurso material con robo agravado en poblado y en banda».

Fuentes judiciales afirmaron a Télam que el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro dará a conocer el fallo partir de las 9, a través de una notificación electrónica, por lo que los tres acusados recibirán la resolución en las unidades penitenciarias en la que se encuentran alojados hace cuatro años.

Los voceros detallaron que Grasso permanece detenido en la Unidad 35 de Magdalena, Alegre en la Unidad 9 de La Plata y Bonnet en el Complejo Penitenciario 1 de Ezeiza.

Fueron asesinados el Mago Alex y su pareja
Fueron asesinados el Mago Alex y su pareja.


Tanto Grasso como Alegre tienen grandes chances de ser condenados a prisión perpetua ya que el primero de ellos confesó haber asesinado a la pareja en su casa de San Fernando.

De hecho, en su alegato ante los jueces Esteban Andrejin, Osvaldo Rossi y Federico Ecke, el fiscal Alejandro Musso pidió que los hermanastros sean condenados a reclusión perpetua como coautores del doble homicidio y el posterior robo a la casa del Mago Álex.

En tanto, la defensora oficial María Dolores Gómez, quien representa a los otros dos principales acusados, consideró que se trató un «homicidio simple» y solicitó que los condenen a 13 años, el mínimo de ese delito más el del robo.

Por su parte, Bonnet no fue acusado por el fiscal de participar de los asesinatos, pero sí de su encubrimiento y el posterior robo a la vivienda de Fernández.

Por ello, Musso solicitó que el remisero sea condenado a 16 años de prisión, mientras que su abogado particular Gustavo De Simone descartó el encubrimiento y pidió tres años, el mínimo por el robo.

En la anteúltima jornada del juicio, Grasso declaró por primera vez en la causa y contó su versión de cómo se desencadenó el crimen del mago, con quien tenía distintos negocios ilícitos y admitiendo que la novia de Alex, Jésica, fue una víctima inocente y circunstancial, por haber estado en el lugar equivocado.

«Era él o yo. Yo soy consciente de eso. El detonante de lo que pasó fue que ‘El Mago’ Álex amenazó de muerte a mi familia. Le dije que eso no se lo iba a permitir y ahí lo empecé a agredir. La chica no tenía que estar ahí, fue una desgracia», aseguró Grasso, a quien apodan «Cashy».

Estn acusados dos hermanos y un remisero
Están acusados dos hermanos y un remisero.


En ese marco, Grasso recordó que la noche del 23 de octubre del 2019 Alex se presentó en su departamento, en San Fernando, con su novia Cigola, donde discutieron a causa del trabajo que el acusado no había realizado y admitió que junto a su hermano estaban «muy drogados» y llevaban varios días sin dormir.

Grasso detalló que la conversación con Fernández «subió el tono» cuando éste amenazó de muerte a la familia del ahora imputado y luego comenzaron a tener una pelea de golpes de puño.

«Le dije que eso no se lo iba a permitir y ahí lo empecé a agredir. Hubo una lucha que duró un instante, como un minuto. Todo se fue de las manos. Mi hermano me lo sacó de encima y le pegó con un cortafierros que tenía arriba de mi mesa que lo usaba para sacar la batería de mi moto», aseguró.

Según Grasso, toda esa secuencia era observada por Cigola, quien comenzó a gritar desesperadamente por lo ocurrido y admitió haberla golpeado, aunque no recordaba haberla apuñalado, tal como lo indicó la autopsia de la joven.

Luego del doble crimen, el hombre señaló que, al igual que su hermano, quedaron «shockeados» por lo ocurrido y se retiraron del departamento, para volver a la noche siguiente con el remisero Bonnet en el auto de Fernández y dirigirse a la casa del mago en el barrio porteño de Parque Patricios, donde fueron a robar cocaína.

El hecho ocurrió el 24 de octubre de 2019 cuando a la 1.02 los hermanastros imputados llegaron en moto al edificio de la calle 25 de Mayo 1147 de San Fernando, donde Grasso alquilaba el departamento 2do. «A».

Cómo ocurrieron los hechos


Tres minutos más tarde, el mago y su novia arribaron en una camioneta Ford EcoSport que el hombre primero estacionó en la vereda de enfrente, pero luego, metió en el garaje del edificio.

Fernández y Cigola fueron atacados a los pocos minutos de haber subido al departamento, ya que a la 1.37 se recibió al 911 un llamado de un vecino que escuchó gritos y peleas, lo que motivó una fallida intervención de la policía que arribó a la 1.44, se entrevistó con vecinos de la cuadra, pero al no encontrar al denunciante ni detectar ningún altercado, se retiró del lugar.

Las autopsias determinaron que Fernández fue asesinado a golpes en la cabeza con un fierro industrial con un bulón en la punta, que el ataque fue en el living y que luego el cuerpo fue arrastrado hasta un baño; y que a Cigola la mataron en un dormitorio de tres puñaladas en el cuello con un cuchillo encontrado sobre la cama.

Luego de pasar casi todo ese jueves 24 en la casa de Los Polvorines de Alegre, los dos hermanastros convocaron al remisero Bonnet, fueron a buscar por el edificio de San Fernando la camioneta EcoSport del mago y ya en la madrugada del 25 los tres se dirigieron a Capital Federal, a concretar el robo en la casa de Fernández, en la calle La Rioja 1710 de Parque Patricios.

Ese fue el punto de partida del caso, ya que a las 2.45 de la madrugada un móvil de la Policía de la Ciudad vio el portón del garaje abierto y detuvo allí al remisero Bonnet, que implicó a los hermanastros.


Fuente: Télam

[ad_2]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí