sábado, diciembre 3, 2022

Se celebró el 148° aniversario de la Base Naval Zárate

Más Leído


Zárate- Ayer por la mañana se realizó la ceremonia en conmemoración del 148° aniversario de la creación de la Base Naval Zárate, y 47° aniversario del establecimiento del Comando del Área Naval Fluvial. Se realizó en la Plaza de Armas “Fragata Presidente Sarmiento” y fue presidida por el Comandante del Área Naval Fluvial, Contraalmirante Claudio Dante Gardenal.

Junto a la Plana Mayor y personal de los destinos dependientes, estuvieron presentes representantes del Ejecutivo municipal; ex comandantes del Área Naval Fluvial; autoridades consulares; de la Central Nuclear de Atucha y de su Escuadrón de Seguridad de Gendarmería Nacional; y familiares de los suboficiales que ascendieron al grado inmediato superior, y de los que pasaron a situación de retiro.

Luego de entonar las estrofas del Himno Nacional, el Contraalmirante Gardenal pronunció palabras alusivas donde remarcó la ineludible referencia a la presidencia de Domingo Faustino Sarmiento, repasando las instancias contextuales de la época y las razones que llevaron al establecimiento allí, en principio, del Arsenal de Artillería de Marina. “En esos tiempos, la cuenca del Río de La Plata era considerada el corazón de la República, y se concebía que cualquier ataque enemigo recaería sobre sus aguas. Los accesos al río homónimo constituían la zona principal a ser defendida desde el mar y desde los ríos Paraná y Uruguay”, referenció el Comandante del Área Naval Fluvial.

“Inspirado en el preámbulo de nuestra joven Carta Magna y fiel a su premisa ‘pensar y hacer’, en mayo de 1872 mediante la Ley 498, se autorizó la compra de las unidades que constituirían la conocida ´Escuadra de Sarmiento´. Posteriormente, en octubre del mismo año, creó la Escuela Naval Militar con asiento en el vapor General Brown, apostado algún tiempo en el muelle del Arsenal Naval Zárate. Sin lugar a dudas 1872 fue el año de la Marina”, expresó el Contraalmirante Gardenal.

Además, agregó que “casi en forma simultánea y tras incesantes esfuerzos administrativos, en octubre de 1873 el Congreso de la Nación sancionó la Ley 646 para la construcción de un arsenal y depósitos de Marina, en lugar a determinar por una comisión de estudio, entre la Ensenada de Barragán y la ciudad de San Pedro. El proyecto se concretó rápidamente, determinando como mejor emplazamiento la ciudad de Zárate por sus condiciones de puerto natural, la profundidad de sus aguas y accesibilidad desde la ciudad de Buenos Aires. Finalmente, el 16 de diciembre de 1873, el mismo Sarmiento firmó el decreto dando inicio a la construcción en Zárate del Arsenal de Artillería de Marina, primera Base Naval y punto de partida de la actividad sistemática y organizada de la Armada en la producción para la defensa”.

Recalcó también que “148 años después, la visión futurista de aquel abnegado estadista se torna en nuestro presente, que fue complementado al crearse el Comando del Área Naval Fluvial, también un 16 de diciembre pero de 1974, con el propósito de incrementar la presencia de la Armada en los grandes ríos y el fomento de la conciencia marítima en las poblaciones ribereñas”.

Situado desde la época presente, y sustentado en las unidades y destinos dependientes, enumeró las importantes actividades llevadas a cabo, en medio de distintas situaciones planteadas por la pandemia Covid-19: asistencia a distintos municipios del Área de Emergencia 7; elaboración de raciones calientes; distribución de bolsones de alimentos; instalación de Puestos Sanitarios y Vacunatorios; apoyo al Centro de Aislamiento y Asistencia Médica “Bahía Esperanza” (CAAMBE) en el Apostadero Naval Buenos Aires (ADBA). En referencia a las tareas propias del destino, mencionó los embarcos de cadetes en las unidades de la Escuadrilla de Ríos (EDRI); incorporación zonal de Marineros Tropa Voluntaria (PSP); certificación por primera vez de Brigadistas Forestales que colaboran con el Sistema Nacional de Manejo del Fuego; mantenimiento del boyado del Río Uruguay (CARU); y la modernización de procesos de fabricación en el taller de espadas.

Por último, reflexionó: “Lo enumerado hasta aquí, no hubiera sido posible si no contáramos con el denodado y silencioso trabajo del personal militar y civil que en su día a día, desde su puesto de trabajo, hace que estas instalaciones y nuestros medios cobren vida, conformando un verdadero equipo que me llena de orgullo comandar. A todos y cada uno de ellos mi sincero reconocimiento, como así también a sus respectivas familias”.

Para finalizar, se dirigió a los suboficiales recientemente ascendidos que recibirían sus jinetas, y al personal que pasa a situación de retiro. “En breve, algunos de ustedes recibirán las insignias del nuevo grado, como también serán reconocidos quienes después de brindar sus servicios en la Armada, pasan a situación de retiro. Mis felicitaciones a los primeros, instándolos a mantener firme el esfuerzo; y mi agradecimiento en nombre de la Armada a quienes a partir de este momento podrán retribuir a sus seres queridos el tiempo que antes le dedicaran de manera incondicional a la Institución”.

Fueron entregadas insignias de grado a 27 suboficiales, entre los que se destacaron los Suboficiales Principales José Antonio Romero y Cristian Adrián Muñoz, que accedieron a la máxima jerarquía de su escalafón; y se entregaron presentes a los Suboficiales Principales Luis Carlos Tavaré, Carlos Antonio López, Dante Hernán López y Manuel Enrique Díaz, quienes a partir del año próximo finalizarán su recorrido de servicio activo en la institución.

La ceremonia finalizó cuando se entonaron las estrofas de la Marcha de la Armada interpretada por la Banda de Música del Estado Mayor General de la Armada.

Compartir en…





Fuente: Gaceta Marinera

Comentarios

Familias diversas: entre una mayor igualdad y los prejuicios que aún persisten

Pese a los grandes avances legislativos en materia de género y diversidad, quienes rompen con el modelo “clásico”...

Más Articulos como éste