18.9 C
Vicente López
miércoles 12 junio, 2024

Perpetua para un exjugador de San Lorenzo por un narcocrimen en Ciudad Evita

Novedades


Foto Pablo Angeli
Foto: Pablo Angeli.

Un exjugador de fútbol de San Lorenzo fue condenado este miércoles a prisión perpetua al igual que otro hombre por un narcocrimen ocurrido en enero de 2020, durante el intento de usurpación de un departamento en un complejo de monoblocks de la localidad bonaerense de Ciudad Evita para instalar un búnker de venta de drogas, informaron fuentes judiciales.

La pena fue dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de La Matanza y recayó sobre el exfutbolista Lautaro Iván «Taro» Carrachino y en un segundo acusado por el mismo hecho, Cristian Daniel «Chucky» Cruz, quienes fueron considerados coautores del delito de «homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y por el uso de arma de fuego», en perjuicio de Rubén Oscar López (46).

Se trata de la misma pena que había solicitado durante su alegato del pasado lunes el fiscal del juicio, Sergio Alejandro Antin, quien también había pedido que sea incorporada la figura de «reincidencia» en el caso de Cruz, la cual fue incluida por el TOC4 en el veredicto dado a conocer este miércoles.

En diálogo con Télam, Antín señaló que resulta «evidente» que los jueces le creyeron a los testigos presenciales del hecho que declararon en las audiencias del debate y que reconocieron a los autores del crimen.

«Resulta evidente que los jueces le creyeron a los testigos de la fiscalía y no así a los de la defensa, que ubicaban al imputado a 400 kilómetros del lugar del hecho», agregó el representante del Ministerio Público, haciendo referencia a la coartada de Carrachino, quien durante el debate dijo que se encontraba de vacaciones en la Costa Atlántica cuando ocurrieron los hechos por los que ahora fue condenado.

Foto Pablo Angeli
Foto: Pablo Angeli.

El fiscal, durante su alegato realizado el lunes pasado, hizo hincapié en la declaración de una de las testigos presenciales del hecho, quien señaló en el debate «sin lugar a dudas» a Carrachino como la persona que irrumpió junto a otro hombre (ambos armados) durante la madrugada del 27 de enero 2020 en la vivienda rompiendo la puerta a patadas y diciendo: «Si no se van en dos o tres horas, volvemos y los matamos a todos».

Además, remarcó los dichos de otra testigo que reconoció al exjugador y promesa de San Lorenzo como quien, horas después del hecho antes descripto e instantes antes del crimen de López, le puso una pistola en la cabeza. «Yo de esa cara no me voy a olvidar», dijo.

A su vez, el representante del Ministerio Público recordó que Carrachino tenía una causa por el delito de «portación ilegal de arma de fuego» de 45 días antes del hecho, el 18 de diciembre de 2019, por lo que pidió declararlo reincidente. Sobre el otro acusado, Cruz, el fiscal desestimó su denuncia acerca de que le «plantaron» un arma, al momento de ser detenido.

Por su parte, el abogado de Carrachino, Alberto Fornaro, rechazó en su alegato las conclusiones de la fiscalía y también reiteró la inocencia de su defendido sobre el crimen de López, cuando pidió «la mínima de las condenas estipuladas» por la «portación ilegal de arma de fuego», ya que estuvo a derecho al poco tiempo de ocurrido el mismo hecho.

«Mi asistido nada tuvo que ver con estos hechos que se le imputan el 27 de enero del 2020, lo digo porque estoy convencido, al igual que esta familia -las personas a las que les intentaron usurpar el departamento- no mintió, y lo digo en el sentido literal de lo que entendemos por mentira; falsear la verdad a sabiendas, creo que esta gente se ha equivocado y ha acusado erróneamente a Lautaro Carrachino», expresó entonces el letrado.

La defensora oficial Gabriela Chaumiel, a cargo de la defensa de Cruz, cuestionó a los testigos que identificaron a su defendido.

«Si repasamos las testimoniales hay una discordancia (en el reconocimiento de «Chucky») como uno de los autores del crimen, que no es ni más ni menos que el error, error que parte de una idea de los testigos por la situación durísima que vivieron», describió.

En tanto, en sus últimas palabras antes de conocerse el veredicto, Carrachino dijo a los jueces que «todo» fue un error. «Lo único que tengo para decir es que no soy culpable de lo que se me acusa y que confío en que se haga Justicia», expresó, tras lo cual también Cruz dijo ser «inocente» y aseguró que se «equivocaron de persona» al señalarlo.

Foto Pablo Angeli
Foto: Pablo Angeli.

De acuerdo al fiscal de Instrucción de Homicidios Dolosos de La Matanza, Federico Medone, que instruyó la causa, «Chucky» Cruz y «Taro» Carrachino, portando armas de fuego, ingresaron a la fuerza a esa vivienda con el fin de usurparla para, luego, instalar un búnker de drogas.

Tras una primera amenaza a sus ocupantes -una joven que vivía en el lugar con su pareja y su hijo de dos años-, los delincuentes sustrajeron una PlayStation 4, cuatro gorras de visera, una camiseta de fútbol de la Selección colombiana de fútbol, 500 pesos y un morral con documentación a nombre del hijo de la mujer.

Unas tres horas después, los dos hombres a los que el fiscal identificó como Cruz y Carrachino regresaron junto a otros dos que no fueron identificados y asesinaron a López, quien también se hallaba en el departamento.

«Taro» Carrachino fue apresado el 22 de octubre de 2020 en inmediaciones de las calles Crovara y Cristianía de Ciudad Evita, tras permanecer casi diez meses prófugo.

Una promesa que no fue

Lautaro Carrachino -hoy, 25 años- aparecía como uno de los grandes proyectos de San Lorenzo. Goleador en las divisiones juveniles, no llegó a debutar en Primera en el club de Boedo pero sí en Almagro, entidad de la Primera Nacional donde apenas disputó cuatro partidos. De regreso de su préstamo, al poco tiempo quedó libre de San Lorenzo y su carrera se acabó para siempre.


Fuente: Télam

Déjanos tu Comentario!

Lo Último