Olivos: Se derrumbó el techo de una escuela y 278 chicos quedaron sin clases

El Colegio Parroquial Virgen del Carmen sufrió un derrumbe a raíz de una tormenta. A la institución, que es gratuita, concurren alumnos del barrio La Loma. Piden ayuda para reconstruir las aulas.

Así quedó una de las aulas del establecimiento.

Más de 200 chicos no pueden concurrir a clase en el Colegio de la Parroquia del Carmen en Olivos, en el partido de Vicente López. Esta escuela, que está instalada en un lugar de extrema vulnerabilidad social, sufrió el derrumbe de un techo durante la tormenta del pasado domingo 1 de octubre a la madrugada. La situación es agobiante para la comunidad educativa, ya que la escuela, como espacio de aprendizaje y contención, es indispensable para los alumnos y no puede seguir permaneciendo cerrada.

Este colegio está situado en el corazón del Barrio La Loma, a 5 cuadras de Panamericana y Pelliza. La institución abrió sus puertas en 1962, usando vagones de trenes fuera de servicio como aulas para los chicos del barrio La Loma. Con el correr de los años pudieron construir salones de clases, patio de juegos, un comedor escolar donde almuerzan todos los alumnos de primario, una sala de informática y una biblioteca. La escuela, que pertenece a una de las obras de la Diócesis de San Isidro, es totalmente gratuita y ofrece educación de calidad a chicos que nacieron en un contexto de fragilidad social.

Durante una recorrida por el lugar se puede observar cómo las ráfagas de viento volaron la precaria estructura dejando las aulas a la intemperie, imágenes que se conjugan y forman una foto típica que podría asemejarse a la de alguna escuela humilde del interior de nuestro país. Varias chapas quedaron colgando de unas columnas laterales y es inminente el peligro por el riesgo de que caigan al suelo. Los escombros están por todas partes, cables saliendo de las estructuras y paneles a punto de venirse abajo. Son elementos que terminan formando una postal casi bélica de un lugar en donde debería reinar la alegría.

Al Colegio de la Parroquia del Carmen exactamente asisten 278 chicos que cursan Jardín de Infantes, Primaria y hasta el tercer año de Secundaria. 75 alumnos forman parte de la Secundaria y a raíz de los problemas edilicios, durante toda la semana pasada no pudieron concurrir a clases. “La tormenta arrasó con todo el techo de chapa y la imagen que tuvimos ese lunes al llegar a la escuela fue apocalíptica“, comentó a NoticiaNorte Eduardo Abello Paz, representante legal del colegio, quien fue designado por el Obispo Oscar Ojea.

El trabajo de los profesores fue enorme. Además de contener a los chicos y mandar tarea para los alumnos que no podían cursar en la escuela, estuvieron ayudando a sacar los escombros, el mobiliario y todo el papelerío que había quedado revuelto tras la tormenta. Durante el transcurso de esos días, los menores estuvieron asistiendo al centro barrial El Envión, que pertenece a la Municipalidad de Vicente López, donde brindaron apoyo y contención para los chicos que necesitaban ir a tomar la leche y hacer la tarea”, explicó Eduardo.

De acuerdo a lo que precisaron las autoridades del establecimiento a NoticiaNorte, los chicos retomaron las clases este lunes 9 de octubre en un galpón que se comparte entre la parroquia y una entidad llamada “La casa de los Jóvenes”. Durante la semana pasada, ese espacio se fue acondicionando para que los chicos pudieran retomar los estudios cuanto antes, aunque sea en un espacio físico provisorio hasta que se pueda solucionar el problema de la falta de techo en el resto del precario edificio.

Según indicó Eduardo, desde la escuela comenzaron a rebuscársela para avanzar con la reconstrucción del techo de todo el colegio que demanda una inversión aproximada de 1.100.000 pesos. “Recibimos mucha ayuda de la Municipalidad de Vicente López que mandó a comprar los materiales y brindó ayuda logística para remover los escombros. Otros colegios de la Diócesis nos han ayudado con transferencias para ir cubriendo los costos de la empresa que se encargará de rehacer todo el techo. También tuvimos aportes de distintas empresas. Pero dada la magnitud del costo de la estructura, todavía nos falta cubrir un 40% de los gastos“.

“Es importante aclarar una cosa. Porque muchas veces la gente cree que como la escuela pertenece al obispado de San Isidro, suponen que las familias tienen plata. La verdad que el mango no sobra, están todos ayudando y dando una mano. Desde algunas personas que vienen y dejan 100 pesos hasta otros vecinos que colaboran removiendo escombros. Esta es una red donde todos están tratando de ayudar de la mejor manera posible pero llega un momento que necesitamos salir y decir: ‘Gente, necesitamos ayuda'”, concluyó Abello Paz.

Por esta razón el Colegio Parroquial Virgen del Carmen, junto a la Diócesis de San Isidro, abrieron una cuenta corriente para que quienes puedan y deseen ayudar a reparar urgentemente el techo, hagan su aporte para enfrentar los costos:

BANCO FRANCÉS

Cta. Cte: 314-309057/8

CBU 0170314420000030905780

[email protected]

[email protected]

Que te pareció la nota? Compártela en tus Redes Sociales!!