Inicio Espectáculos Los clásicos modernos de Los Látigos y el desparpajo de Ryan coronaron el Festival Refresco

Los clásicos modernos de Los Látigos y el desparpajo de Ryan coronaron el Festival Refresco

0
Los clásicos modernos de Los Látigos y el desparpajo de Ryan coronaron el Festival Refresco

[ad_1]

Foto Prensa
Foto: Prensa

Con una grilla marcada por la diversidad y tras una apertura definida por la psicodelia, el Festival Refresco coronó el jueves su segunda jornada en Niceto Club de Palermo con el pop-rock y los clásicos modernos de Los Látigos y el desparpajo rockero y carismático de Ryan.

En un encuentro musical que propone acercar generaciones de público y artistas, la banda comandada por los experimentados Marcelo Zeoli (voz y programaciones) y Gonzalo Campos (guitarra) sacó a relucir la vigencia de un repertorio que los sigue impulsando hacia adelante desde que sellaron su regreso a finales del 2023.

Con una formación austera pero efectiva, los mimados de Daniel Melero recrearon en directo el poderío de algunas joyas de esa trilogía conformada por los discos “Pose” (2001), “Hombre (2003) y “Primeros Auxilios” (2007) y hasta se dieron el gusto de cerrar su paso por el Refresco junto a un invitado especial en guitarra acústica como Ezequiel Araujo, el genio detrás de tantas producciones musicales del cancionero rockero nacional.

“Tan Tan Tan”, “Desapercibidos”, “Usame y Tirame”, “Cuál es Tu Rock?”, “No Te Expreses” y “Luces Sensacional” resonaron con un dejo de nostalgia –al igual que el guiño a “La Balsa” de Los Gatos- entre un público también entusiasmado por los próximos pasos de la banda que ya tiene publicadas canciones nuevas como “Nocturno” y prometen un nuevo larga duración en el corto plazo.

“Siempre fuimos medio ‘outsiders’, en el nivel de que siempre hicimos la música que quisimos hacer y nos fue bien. Nos pudimos salir con la nuestra, haciendo lo que se nos ocurría en el momento en el que se nos ocurría y a la vez siempre inmersos en una escena a la que pertenecíamos porque tenía que ver con nosotros”, resumió Campos, en diálogo con Télam, en octubre del año pasado,

Foto Prensa
Foto: Prensa

A quince años de aquella disolución, Zeoli apuntó en esa misma entrevista que el encuentro con su compañero fue “bastante natural” porque se encontraron “haciendo música y sin planteos de hacer esto o lo otro”: “Por ahí lo único que resolvimos fue no involucrar en la grabación del disco a otros músicos, y nuestro punto de partida fue volver un poco a las raíces”.

“Cuando empezamos tocábamos con una máquina de ritmos y una guitarra. Era esa la formación. Y ahora que estamos volviendo un poco a eso, en vez de una máquina de ritmos estamos con un sampler, con una MPC. Estamos más en esa cosa más primitiva y menos de músico sabio”, completó.

Antes de la performance de Los Látigos, había sido el turno de Ryan -con Dante en voz líder, Tortu y Mou en guitarras, Cata en bajo y Magic en la batería- con su proclamado “baby rock” desprejuiciado, rítmicas frenéticas, melodías pegadizas, derroche de carisma y un cancionero basado en su disco debut “Barcelona” y el EP “Mil Partes”, ambos del 2022.

Con varios giros inesperados, como abrir con una versión de “Una Vela” de Intoxicados y conjugarla en el final con algunas líneas de “I Wanna Be Your Dog” de The Stooges y, al rato, regalar unos versos cantados acapella de “Corazón Partío” de Alejandro Sanz, confirmaron en tiempos de “playlists” y algoritmos el rock argentino puede sacarse de encima la solemnidad y el sesgo de las divisiones absurdas.

La banda, que conjuga energía punk rock con guiños al rock británico de grupos como The Libertines, asoma desde los márgenes del rock alternativo nacional pero con una proyección apta para todo público y con la garantía de dar un espectáculo que rompe cualquier distancia con el público.

“Julieta”, “No es una novela” y “Peluquería” justificaron aquella buena fama conquistada en presentaciones dentro del circuito porteño y en festivales recientes como el Nuevo Día.

Antes de entrar a grabar un nuevo disco, Ryan se presentará el 29 de febrero en el Centro Cultural Bula, en el barrio porteño de Almagro, junto a Radical y Error Vanessa, en el marco del Ciclo Infierno Attack.


Fuente: Télam

[ad_2]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí