Festejos y quejas por una fiesta de disfraces en Norcenter

Se trata de la PanterFest, la fiesta que también se llevó a cabo el año pasado en el predio de Munro. Los vecinos se quejaron a través de las redes sociales.

Este sábado 12 de noviembre en Norcenter se celebró una nueva edición de la PanterFest, una fiesta con características principales de disfraces y música de finales de los ’80. La PanterFest comenzó en 2004 cuando un grupo de jóvenes se cansaron de tradicionales salidas al boliche y organizaron una reunión fuera de lo común. Querían escuchar música olvidada y que ya no transmitían más.

Con la cumbia de finales de los ’80, cuyos máximos exponentes eran Lía Crucet, Ricky Maravilla y Pocho La Pantera (de quien surge el nombre), entre otros, este grupo organizó en una casa un festival de disfraces. Año tras año se multiplicó la cantidad de gente y se variaron lugares de realización; bares, clubes, predios de Olivos y Munro, en Vicente López, y en el partido bonaerense de San Martín.

Al igual que en 2015, la fiesta llevada a cabo en las instalaciones de Norcenter convocó a cientos de jóvenes de Vicente López, Capital Federal y municipios vecinos, quienes se acercaron, muchos de ellos caracterizados con disfraces insólitos, para disfrutar de la noche que incluyó música, baile, locutores y hasta un recital de cumbia del “Chili” Fernández, el ex líder del grupo “Los Mensajeros del Amor”.

Sin embargo, no todo fue alegría. Este domingo a través de las redes sociales, decenas de vecinos de la zona oeste de Vicente López expresaron su repudio por los inconvenientes sufridos por la realización de la fiesta. “En Norcenter hacen baile y los que vivimos cerca tenemos que soportar a los que vienen a emborracharse y poner la música del auto y gritar en la puerta de nuestras casas”, expresó Mabu, una vecina de Munro.

Por su parte, otra vecina llamada Silvia también se quejó en Facebook. “Durante toda la noche hubo música a todo lo que da y un locutor que grita como en la cancha. No hay ordenanza municipal que establezca un horario de festejo, todos tenemos derecho de festejar. Pero también tiene derecho la persona que va a trabajar y no pegó un ojo en toda la noche. Es una falta de respeto”, señaló.

En tanto, otra vecina llamada Sara dialogó con NoticiaNorte y dijo: “La fiesta en Norcenter duró hasta los 7.45 de la mañana. ¿No deberían haber actuado las autoridades municipales y policiales? ¿Cómo se puede afectar la tranquilidad de los vecinos y no pase nada? ¿Es necesario poner la música a ese volumen para poder dirvertirse sin importarle el prójimo?. La música se escuchaba a 25 cuadras a la redonda”, indicó. 

Que te pareció la nota? Compártela en tus Redes Sociales!!