El drama de Javier Durante, el hombre baleado en Munro

Javier, de 35 años, fue baleado este domingo en Munro por delincuentes que le robaron la moto cuando regresaba a su casa de Carapachay. Uno de los proyectiles llegó a la médula y los médicos no saben si va a volver a caminar. El relato de los testigos.

El dramático caso ocurrió este domingo por la mañana, cerca de las 6.00, cuando un hombre de 35 años, llamado Javier Durante, fue baleado por delincuentes que le robaron la moto cuando regresaba a su casa de Carapachay, luego de haber asistido a una reunión con amigos en la zona. Los ladrones lo persiguieron, lo chocaron y le dispararon para poder llevarse su vehículo y ahora Javier se encuentra internado en el Hospital Vicente López, donde su estado de salud es delicado.

NoticiaNorte dialogó con Alan, único testigo del brutal ataque: “El robo ocurrió en la esquina de Acasusso y Armenia, en Munro. Al muchacho lo venían persiguiendo en una moto Tornado, mucho más potente que la que querían robarle. Él intentó acelerar para escapar, pero los ladrones lo chocaron a toda velocidad”. “Después de algunos empujones, los delincuentes lo tiraron al piso y comenzaron a patearlo. Y a pesar de que ya había entregado la moto, le efectuaron varios disparos tirado en el piso”, relató.

En declaraciones a este portal, Alan reveló que en ese momento quedó “shockeado” al observar la situación. “Le dispararon dos veces pero creo que hubo otro disparo más. Yo estaba muy nervioso y no recuerdo exactamente. La verdad que pensé que lo habían matado. Enseguida con los vecinos de la cuadra llamamos a la ambulancia que encima tardó más de media hora en llegar“, explicó el joven que al momento del hecho regresaba de bailar y que terminó declarando en la Comisaría Tercera de Munro.

Javier Durante permanece internado en el Hospital Vicente López, donde constataron que recibió dos impactos de bala. Uno de los proyectiles llegó a la médula en la zona cervical y los médicos aseguran que no saben si va a volver a caminar. NoticiaNorte dialogó con Alejandro, quien entrena junto a Javier en el gimnasio Opus Gym de Olivos, y que este lunes por la tarde comentó: “Javier ya no corre riesgo de vida pero lo estamos tratando de levantar anímicamente porque tiene un tiro en la médula y no sabemos que va a pasar”.

Alejandro comentó que Javier es profesor de boxeo, competía en torneos locales y trabajaba todo el día. “Este domingo el cirujano dijo que tenían que esperar a que se desinflame un poco la zona para ver que hacían. Pero la verdad es que no sabemos nada”, señaló el amigo de la víctima, quien notablemente emocionado agregó: “Javier es un pibe laburante, trabaja en un local de ropa, también pasea perros, entrena. En el poco tiempo que tiene libre toca la batería. Es un pibe sano, no se merece esto. Estamos muy consternados”.

Que te pareció la nota? Compártela en tus Redes Sociales!!