Un ciudadano mexicano, llamado Rodrigo Pozas Iturbe, fue detenido en las últimas horas acusado de ser jefe de una organización narco que traficaba cocaína a Europa por medio de “mulas” que la llevaban oculta en la suela de sus zapatillas. La banda también llevaba la droga a Ushuaia, en Tierra del Fuego.

El hombre fue detenido tras descubrirse una conversación escrita por chat de la red social Skype. Para la fiscal en lo Penal Económico Gabriela Ruiz Morales, a cargo de la causa, en el chat se “puede advertir claramente no sólo la conducta criminal de corte mafioso de Pozas Iturbe, sino también su evidente intención de fabricar y comercializar drogas sintéticas (metanfetaminas) en la Argentina, e inclusive enviarlas a Brasil (durante el Mundial de fútbol 2014), así como también a Uruguay y Paraguay”.

Según publicó el diario La Nación, los detectives de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y la Policía Federal lograron llegar hasta el presunto jefe de la organización después de 10 meses de una paciente investigación que comenzó con la detención de cinco “mulas” en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Luego llegaron las detenciones de Ezequiel Pablo Cettu, presunto organizador de la banda, y Diego Dodero, el reclutador de las personas que viajaban con la droga oculta.

Rodrigo Pozas Iturbe vive en la Argentina desde 2007. En 2008 fue detenido por el caso de una cocina de droga en Ingeniero Maschwitz pero en 2012 fue absuelto. Cuando declaró en la causa de la ruta de la efedrina, contó que vivía de los ingresos de una empresa familiar y de sus ahorros en México. Para la fiscal Ruiz Morales, hay pruebas que indican que Pozas Iturbe también tiene intereses en un restaurante de sushi situado en Olivos, partido de Vicente López, que era manejado por Cettu y su familia.

Que te pareció la nota? Compártela en tus Redes Sociales!!