Con sonrisas y llantos de emoción de pacientes, familiares y médicos, el Hospital de Salud Mental y Adicciones otorgó sus primeras 15 altas médicas

El intendente Ariel Sujarchuk participó de un acto cargado de risas y llantos de emoción en el que las autoridades del Hospital de Salud Mental y Adicciones Papa Francisco otorgaron las primeras 15 altas médicas a pacientes del centro municipal inaugurado en marzo pasado.

“Fue un momento muy emocionante porque refleja la trascendencia de una obra. Nosotros estamos de paso en la gestión pública, pero iniciativas como la del Hospital Papa Francisco deben perdurar en el tiempo porque ayudan a ejercitar el músculo del corazón. Este tipo de actos promueven el encuentro con uno mismo y con la comunidad, en una unión de unos con otros, donde todos tiramos para el mismo lado en busca del bienestar del prójimo. En nombre del pueblo de Escobar, estamos muy felices de acompañar a este maravilloso grupo humano que integra el Hospital de Salud Mental y los aliento a seguir siendo un ejemplo de amor y entrega, marcando con sus historias de superación, el camino a las futuras generaciones”, enfatizó Sujarchuk, notablemente conmovido por las historias de vida de los pacientes, quienes con sus propias manos elaboraron un rico y variado desayuno para todos los presentes.

La definitiva alta clínica de los pacientes se determina de acuerdo a la complejidad de la patología, que en el caso de aquellos que sufren adicciones están vinculadas, por lo general, al consumo de estupefacientes o alcohol. Entre estos 15 pacientes dados de alta, todos vecinos del partido de Escobar, algunos continúan realizando sus trabajos habituales o cursando sus estudios, otros se preparan para ingresar en el mercado laboral y un tercer grupo permanecerá colaborando voluntariamente en el propio Hospital de Salud Mental y Adicciones. Si bien recibieron el alta, continúan en relación permanente con la institución para prevenir recaídas y ser acompañados en su reinserción social.

“Esto no suma votos, lo hacemos porque lo sentimos y porque es nuestro deber fortalecer las políticas de salud pública. Al igual que con el nuevo Hogar de Protección Integral para las mujeres víctimas de violencia de género y el Hogar de la Niñez para chicos desamparados en situación de vulnerabilidad, no pretendemos revictimizar a las personas que pasan por momentos difíciles sino ofrecer una salida integral que les permita reinsertarse en la sociedad”, finalizó Sujarchuk.

Que te pareció la nota? Compártela en tus Redes Sociales!!