Comienza el juicio por Yoaquín, el joven de 19 años que murió por una picada en San Martín

El adolescente murió tras un grave choque en la localidad de Villa Lynch. La madre de la víctima, Patricia Sánchez, reclamó “una condena de efectivo cumplimiento” para Nahuel Naranjo, el conductor que desató la tragedia.

Yoaquín Bruno tenía 19 años cuando falleció en 2015, víctima de Nahuel Naranjo, quien manejaba su vehículo mientras presuntamente corría una picada en Avenida San Martín y Rodríguez Peña.  Esta semana comenzará el juicio contra el conductor y la familia de la víctima reclama justicia.

“Esta semana comienza el juicio y el 28 y 29 de octubre serán los alegatos, donde se definirá la sentencia.  Esto da un poco de satisfacción, saber que hay un juicio. Pero por el otro lado, la verificación una y otra vez de que Yoaquín se murió”, señaló la madre de la víctima, Patricia Sánchez.

La mujer recordó cómo fue la noche en que su hijo perdió la vida. “Yoa un 18 de abril de 2015 decide salir a la noche y se iba a encontrar con dos amigos. Se subió al auto del imputado, Nahuel Naranjo, cuando un auto se le puso a la par y aceleró como queriendo correr una picada. Y Nahuel acelera, el auto viene por la Avenida San Martín y cuando llegó a una curva, siguió derecho, estrellándose contra una columna”.

Posteriormente, Patricia relató cómo fue el duro momento en que le avisan que su hijo había sufrido un grave accidente. “Yoaquín iba sentado en el asiento trasero y se terminó golpeando cuando el auto iba a 108 kilómetros por hora. A la hora me llaman del Hospital Castex diciéndome que Yoaquín estaba grave”.

“Esta causa tiene que tener un efectivo cumplimiento y lo que yo realmente quiero es que se haga justicia porque la vida de Yoaquín vale muchísimo como cualquier vida humana. Y el Estado pide una condena de efectivo cumplimiento. Eso es lo que yo realmente quiero”, reclamó la mujer.

El hecho sucedió la noche del 18 de abril de 2015. Yoaquín Tomás Bruno iba en el asiento trasero de un Volkswagen Gol, conducido por Nahuel Naranjo y acompañado por otros cinco amigos, hasta que quien manejaba se puso a correr una picada por la avenida San Martín con otro auto.

Al llegar a la esquina con Rodríguez Peña, frente a la estación de servicio, en esa zona de Villa Lynch, el vehículo perdió el control, dio varios tumbos y terminó impactando contra un paredón, provocando la muerte del joven.

El caso conmocionó a todo San Martín. En el lugar de la tragedia se pintó una estrella amarilla por Yoa y luego se inauguró un mural. Además hasta el propio Intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, se comprometió a trabajar junto a las asociaciones de familiares de víctimas de hechos de tránsito, para brindar el respaldo del municipio.

Que te pareció la nota? Compártela en tus Redes Sociales!!