13 C
Vicente López
jueves 23 mayo, 2024

Asesinó a balazos a su expareja y fue detenido con un arma a bordo de su auto

Novedades


Mara Isabel Esperati Aquino falleci en el Hospital Martezzi debido a que uno de los disparos le dio en la cabeza Foto Street View
María Isabel Esperati Aquino falleció en el Hospital Martezzi, debido a que uno de los disparos le dio en la cabeza / Foto: Street View.

Una mujer fue asesinada a balazos frente a sus dos hijos de 13 y 17 años, en la puerta de su casa de la ciudad bonaerense de Cañuelas, donde fue interceptada por su expareja, a quien había denunciado tiempo atrás por violencia de género y que quedó ahora detenido, informaron fuentes policiales.

El episodio ocurrió cerca de las 7.30 horas de este jueves en la puerta del domicilio situado en Paraná 736 de esa ciudad, donde María Isabel Esperati Aquino (40) vivía con sus hijos de 13 y 17 años.

Según detallaron los voceros, en el lugar se hizo presente su expareja, Javier Alejandro Núñez (47), quien bajó de su auto Volkswagen Surán gris con un arma y efectuó cuatro disparos, al menos uno de los cuales le impactó en la cabeza a la víctima, quien cayó gravemente herida.

El hijo mayor de la pareja, al ver a su padre armado, hizo ingresar a la casa a su hermana, tras lo cual vio caer a suelo a su madre herida a balazos.

Tras ello, el atacante escapó, mientras que vecinos llamaron a una ambulancia y a la policía. Esperati fue trasladada de urgencia al Hospital Martezzi, donde finalmente murió debido a la gravedad de las lesiones.

Poco después, Núñez fue detenido cuando se movilizaba en su Volkswagen por el cruce de Libertad y San Martín, a unos 800 metros del lugar del ataque.

En el interior del auto, los efectivos de la seccional de Cañuelas hallaron una pistola Bersa 380, que será sometida a peritajes, ya que se cree que es el arma empleada en el femicidio.

Las fuentes dijeron que Núñez había sido denunciado por violencia de género tiempo atrás y que en la actualidad no tenía ninguna medida de restricción vigente.

Este mediodía, una amiga de la víctima que se identificó como Carina contó al canal Todo Noticias que María estaba separada de Núñez de hacía un año y medio, cuando él «directamente fue a matarla».

«Es increíble, ella hace un año y medio atrás había tenido un episodio donde él la había querido ahorcar en su habitación, entra uno de sus hijos y salta a un paredón vecino pidiendo auxilio», recordó la amiga, quien dijo que en ese momento el caso fue caratulado «lesiones leves» y que al acusado «por intermedio de sus abogados, lo llevan a un neuropsiquiátrico durante un mes y sale en libertad y hace su vida normalmente».

«María y sus hijos tuvieron durante treinta días un patrullero en la puerta y un botón antipánico, esa fue toda la protección que le dio la Justicia en este país», agregó la mujer.

Carina dijo que hasta ese momento la pareja de su amiga nunca había sido violenta, sino que ese fue el primer episodio, a raíz del cual ella decidió separarse.

«Directamente él fue a matarla (por ese episodio previo), ella hace la denuncia, con las pericias, ya que tenía los ojos todos morados, el cuello todo marcado y, bueno, ahí le ponen el botón antipánico y el patrullero en la puerta. Después el Juzgado de Familia le pedía que los nenes se revinculen con el padre, cosa que los chicos no querían«, relató.

«Si lo ven llamen al 911», el mensaje que Esperati mandó a sus vecinos en 2021

María Isabel Esperati Aquino le había pedido hace dos años a sus vecinos que si veían merodear a su ex por el barrio, llamaran al 911 porque la había agredido y tenía una orden de restricción perimetral.

Así surge de un mensaje que la víctima envió en 2021 a un grupo de seguridad vecinal de Whatsapp y que este jueves fue publicado en el portal de noticias local, Infocañuelas.

«Buenas noches vecinos. Les quería informar que el día viernes a la noche el que era mi marido me agredió y casi me mata. Actualmente hay una orden de restricción por lo (que) no debe acercarse a menos de 200 metros. Les pido por favor que si lo ven rondando por el barrio, llamen al 911. Les paso una foto de él y de su auto. Gracias», dice el texto escrito por Esperati.

La mujer acompañó el mensaje con una fotografía del ahora femicida, Javier Alejandro Núñez (47), y otra imagen del Volkswagen Suran gris con el que fue a cometer el femicidio y con el que fue detenido.

La mujer asesinada tenía un emprendimiento de productos artesanales que comercalizaba en el barrio porteño de San Telmo y en ferias de Palermo.

En la investigación del femicidio interviene la policía local y el fiscal de Cañuelas Roberto Berlingueri, quien dispuso preservar la escena del hecho para los peritajes de rigor, ordenó la autopsia al cuerpo de la víctima e indagará al detenido en las próximas horas.


Fuente: Télam

Déjanos tu Comentario!

Lo Último