18.5 C
Vicente López
sábado 13 abril, 2024

“Aire”, el documental que recorre la joven y rica historia de la radio por internet

Novedades


Las autoras junto a Jairo Stracchia quien comparte con Segovia la conduccin de Buenas tardes China por Radio con Vos Foto gentileza Beln Bada
Las autoras junto a Jairo Stracchia, quien comparte con Segovia la conducción de «Buenas tardes, China», por Radio con Vos. / Foto: gentileza Belén Badía.

El documental “Aire” que está disponible en YouTube reúne las opiniones de grandes referentes de la radio como Julio Lagos, Mario Pergolini, María O’Donnell y Reynaldo Sietecase sobre la incidencia de la tecnología en el medio y el fenómeno de las emisoras que transmiten por streaming.

El video de poco más de 36 minutos es el trabajo final de la Licenciatura en Comunicación Audiovisual a Distancia de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de San Martín de María Belén Badía, Lucía Saludas y Yamila Segovía, que las convirtió a las tres en licenciadas.

Saludas tiene experiencia en periodismo gráfico pero Badía (sobrina de Juan Alberto, locutora  y voz institucional de la emisora CNN) y Segovia (periodista deportiva y locutora de Radio con Vos) tienen una amplia trayectoria en el medio. Por eso les resultó lógico abordar el tema. “Tenía que ser una temática que involucrara cuestiones audiovisuales y nos gustó enfocar el fenómeno de las radios por streaming”, recuerda Badía.

“Hace casi 20 años que somos locutoras y la mitad de ese tiempo estuve en una radio con cámaras en el estudio así que asistimos a esa transformación. Una transformación para la cual no hay leyes, ni encuadre para los trabajadores así que nos pareció interesante buscar respuestas”,. agrega Segovia, aunque reconoce que “abrimos puertas y generamos más preguntas todavía”.

El video rescata un dato curioso y a un prócer de la radio: Julio Lagos quien realizó la primera trasmisión por Internet, el 13 de mayo de 1997, según él mismo cuenta, a partir de una propuesta de las empresas de telecomunicaciones Telefónica y Telecom. Pero recién en 2012 comenzaron a incorporarse cámaras de video a los estudios de radio.

Mario Pergolini recuerda que desde Vorterix, al entender que una gran cantidad de gente lo escuchaba a través de sus pantallas, resultó natural ofrecerles algo para ver. “Sigue siendo radio, aunque uno tenga que pensar en cómo se va a vestir”, señala María O’Donnell, periodista de Urbana Play, una radio  con imagen que funciona en una productora audiovisual. La conductora  recurre a otra comparación: “La televisión es como el living de la familia, y la radio es la cocina, es más informal”.

Julio Lagos realizó la primera trasmisión radial por Internet el 13 de mayo de 1997

Segovia que es conductora del video en el Museo de la Ciudad donde filmaron algunas escenas Foto gentileza Beln Bada
Segovia, que es conductora del video, en el Museo de la Ciudad, donde filmaron algunas escenas. /Foto: gentileza Belén Badía.

Por su parte, el especialista en medios Agustín Espada de la Universidad Nacional de Quilmes señala en el documental que internet permitió la audiovisualización de la radio y describe otro fenómeno nuevo del streaming: “Los usuarios no buscan en el  dial. Las radios los buscan a ellos en las redes. Es un fenómeno tan nuevo que no hay leyes que lo regulen. Hace poco sucedió que un programa de Ola levantaba contenido de Paren la mano que va por Vorterix, pero no hay regulaciones al respecto”, ejemplifica Lucía Segura, la otra realizadora del proyecto.

En el mismo sentido, los testimonios de Cecilia Claps, productora radial e integrante del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) pone la mirada en los trabajadores y denuncian la precarización en la que se encuentran poara las múltiples funciones que cumplen: “Hoy en día, trabajas, investigas y distribuyen tu contenido en múltiples plataformas sin recibir un sueldo acorde por todo eso”. Desde una postura más empresarial Pergolini asegura que “paga la paritaria” y recomienda “no estudiar periodismo ya que no hace falta ningún título habilitante”. 

“El estudio se convirtió en una redacción multiplataforma. Se cruzan todos los lenguajes. Hay imagen, sonido, gráfica para hacer los zócalos”, describe O’Donnell.

Las realizadoras también reflexionan sobre su propia experiencia en los estudios y buscan detallar la transformación que vieron. Así lo cuenta Badía: “Hubo una transformación de lo que era oír a lo que fue empezar a ver”. 

“No solo tiene que ver con una cámara en el estudio, sino también con los productos que se hacen a partir de un programa: videos, reels”, enumera Segovia y señala un cambio en la comunicación cotidiana con los operadores: “Se acabaron las señas porque ahora se ven”.

Bada y Segovia con Pergolini durante la realizacin del documental Foto gentileza Beln Bada
Badía y Segovia con Pergolini, durante la realización del documental. / Foto: gentileza Belén Badía.

El documental recorre las radios que nacieron al calor del streaming pero también da cuenta de que algunas de las más escuchadas aún no sumaron imagen. Así lo sintetiza Badía: “Cuentan que no se animan a hacer el cambio porque así les va bien. Creen que de sumarse deberían hacerlo con toda la parafernalia”.

Respecto a si la tecnología va  generar el fin de la radio, las realizadoras comparten una visión esperanzadora. “Hay muchos lugares a los que la imagen no llega. El espíritu es el de la escucha. Si no lo escuchás, no tiene sentido aunque la imagen sea atractiva”, reflexiona Segovia. En tanto que Badía recurre a un concepto de Julio Lagos: “Si hay alguien que habla y alguien que escucha, le podrán poner el nombre que quieran, pero es radio”.

Desde el documental, el periodista Reynaldo Sietecase, quien se enorgullece de leer poesía y narrativa en su programa, sin atender las preceptivas sobre formatos breves,  lo analiza a su manera: “Si está lloviendo, agarrás el paraguas o te mojás, pero no te enojes con la lluvia. Lo mismo vale para la tecnología”.

Segovia y Saludas Foto Gentileza Beln Bada_
Segovia y Saludas. /Foto: Gentileza Belén Badía_

El poder del streaming en una anécdota

Cuenta Mario Pergolini que un día quisieron hacer un testeo y apagaron la antena de Vorterix. Recibieron dos mails de oyentes intrigados proque no los podían escuchar por radio. 

«A los pocos días, se nos cayó YouTube. Nos convertimos en tendencia en las redes porque los seguidores estaban desesperados», concluye el periodista. 


Fuente: Télam

Déjanos tu Comentario!

Lo Último